fullsizerender-2

Llegamos al tercer día de viaje en Fuerteventura y tras ver que ayer el mar había subido un montón decidí ir a probar una derecha de la que solo había oído hablar maravillas. Sabia que era una buena ola pero no me imaginaba que era tan jodidamente #perfecta, así que para mi desde hoy pasara a llamarse “Surfinglandia”.
Pero ojo que todo tiene un precio y es que entrar y salir de los pointbreak ya me ha pasado factura cobrándose una tablita y parte de mis pies y es que la baja volcánica pincha, corta, golpea, resbala y te lo pone difícil si quieres catar la perfección de las olas que custodia y yo acepto que ese sea el canon a pagar porque sin sufrimiento no hay recompensa.

Sin duda este es de los baños que recordare siempre por varias razones y creo que me llevo el mejor recuerdo de una islita pequeña que guarda un gran tesoro

¡Eskerrik asko (Gracias) Fuerteventura!

Read More