Con cada nueva marejada mi whatsapp se vuelve loco

Nos encontramos en un punto del #otoño en el que comienzan a llegar las primeras #marejadas realmente solidas, que ponen a funcionar prácticamente todos los spots invernales. Con cada nueva marejada mi whatsapp se vuelve loco desde primera hora de la mañana con un trafico de datos sobre las condiciones marinas realmente impresionante. Fotos, videos, partes de #olas y enlaces a webcams que dan comienzo a un extendido debate sobre donde romperán las mejores olas según el criterio personal de cada miembro del grupo. Todo el mundo quiere estar en el mejor sitio, en el momento correcto a la hora exacta. A medida que avanza la mañana llega la segunda parte del debate, esa en la que cada miembro del citado grupo cuenta su baño, sus olas, sus experiencias del día, cuelga sus fotos, sus videos y revisa los del resto de los integrantes. La verdad es que es bastante entretenido. La parte menos graciosa o menos agradable de todo esto es la ansiedad que te puede entrar cuando eres uno de los miembros a los que las obligaciones, la distancia o cualquier otra razón le mantienen alejado ese día del #surf y el mar. Un día me pregunte. ¿Que sentido tiene tanto estrés, si al final siempre surfeamos las mismas olas?. Así que busque una solución muy simple a esta situación. Hacerme tablas que funcionen bien en las olas de casa, dejar de gastar gasoil comiendome la cabeza siempre “en busca del medio metro perfecto” y aprender a adaptarme a las diferentes condiciones de mi spot habitual. Es brutal lo que puedes aprender cuando redescubres un lugar que pensabas que ya conocías y la de baños guapos que te das cuando menos te lo esperas. Se que me estoy perdiendo olas increíbles ahí fuera, pero os aseguro que estoy mas tranquilo, contento y agusto que nunca #surfeando en casa con mis amigos y mis olas malas. Muy #buenasnoches y que el #findesemana os regale momentos bonitos a todos. #Quemalavida 😜

Foto: @ander.gallastegi 🙌

Deja un comentario