El día mas duro del invierno


Posiblemente el sábado fue el día mas duro en lo que llevamos de invierno. Mas de 50 nudos de viento gallego y tormentas de granizo hacían pensar en cualquier cosa menos en surfing. Pero sabiendo que el mar había subido me dije a mi mismo ¿porque no intentarlo?.
A medida que avanzaba con mi coche por la autovía todo se ponía mas feo por momentos y pensé en varias ocasiones en darme la vuelta, pero ya no podía irme a casa sin saber al menos lo que me estaba perdiendo, así que decidí llegar hasta el final y mereció la pena.
Nada mas asomarme a la duna de la playa vi romper una derecha de metro y medio abriendo de principio a fin con una forma buenísima. El viento era muy fuerte, pero con la tabla adecuada te lo hacías. En el agua estuvimos unos 6 surfers, ¿no pensaríais que solo se me ocurrió a mi surfear ese día no? jejeje.
Lo importante de todo esto es lo que se aprende de un día así y es que el mejor parte es el que te encuentras cada día cuando miras el mar y algo que no hace falta que yo os día y es que sin sufrimiento no hay recompensa.
Fue un baño duro, pero mereció la pena, sin ninguna duda. Ademas que pude probar la Eskualo en condiciones duras y la verdad es que no me defraudo nada.
Aquí tenéis un pequeño resumen de lo poco que pude grabar , porque la verdad es que entre pinchar series continuamente, el corrienton y el huracán la mayoría de las imágenes se mueven tanto que no se pueden usar.
Nos vemos por la playa 😉

Deja un comentario