Surfear engancha mas que comer pipas

Estamos teniendo un #otoño con olas increíbles pero a la vez muy exigentes y el juego de las olas puede llegar a consumirte si no descansas adecuadamente. El problema es que las olas no paran y #surfear engancha mas que comer pipas. Lo peor es que sacia en el momento, pero no a la larga y siempre quieres mas y mas. Da igual que te acabes de dar por la mañana un baño increíble, al mediodía si tus ojos ven #olas buenas no dudaras en volver a surfear. ¿No es horrible? Siempre ansías una dosis mucho más alta y nunca es suficiente. A todos los #surfers les duele algo, la espalda, la rodilla, un oido, la muñeca el codo o el tobillo, pero si hay olas guapas esos dolores desaparecen mágicamente como si de un milagro se tratase. Lo malo es que al salir del agua vuelven a aparecer, pero si has surfeado se llevan mejor. La adicción es horrible, por eso me recuerda a las pipas. Media bolsa y ya me escuecen los labios. Vaya un agravio. Pero no puedo parar de abrir sus lados enfrentados y sacar el fruto del girasol una y otra vez hasta que he comido tantas que me duele la tripa. Pero bendita adición aquella que nos hace despertar cada día con ilusión . Como siempre la ultima #fotodeldia esta dedicada a los que estais lejos del #mar. Muy #buenasnoches y #buenasolas para todos!

#Quemalavida 🤪 Foto: @santi9852 📸

Deja un comentario