La verdad es que cuando octubre nos dejo el mar mas de 15 días con olas de medio metro escaso y  tras un verano con constancia de olitas algunos llegamos a pensar que este no iba a ser un buen invierno, pero fue llegar noviembre, ponerse a bombear el Cantábrico y  «a día de hoy 22 de Febrero de 2016 tras 4 meses surfeando sin parar,  puedo aseguraros que este ha sido de los mejores inviernos de surfing que recuerdo tras mas de 20 años en matrimonio con el Cantábrico » y parece que quiere seguir siéndolo.

Read More