Cuando llega el invierno

Cuando llega el #invierno mayoría de los #surfers somos como reptiles con una #vida ritmada por una somnolencia de recuperación que solo interrumpimos cuando #WindGuru anuncia un buen parte de #olas. Hay un punto de inflexión que llega con la primera semana seguida de gallego y olas malas tras un #otoño de temperaturas cálidas, olas buenas y vientos #offshore. Esa primera semana de gallegazo, lluvia y frío, parece que se acaba el mundo, los 3 primeros dias pasas de madrugar y piensas… ¡paso del #surf en esta época, voy a aprovechar para hacer esto y lo otro! . ¡¡No flipes !! A los 5 días sin surf vas a estar buscando un bañito como un fumador una colilla por casa a las 3 de la mañana. Sabes que no es lo que quieres pero calmara su mono durante un tiempo. La teoría de Darwin sobre la evolución es hoy día un hecho indiscutible, pero los surfers del #Cantábrico durante años han demostrado tener capacidades de adaptación mas allá de esta norma. Cuando en mitad del invierno un #surfer da con buenas olas poco importa lo que suceda ahí fuera porque el surfer encontrara la manera de estar ahí en el agua aunque eso implique, cambiarse bajo la lluvia, soportar granizo, surfear a tientas con poca luz y un clásico de no poder abrocharse los botones del pantalón por tener los dedos totalmente entumecidos. El neopreno de 5/4/3mm será nuestro aliado. ¡Si hay olas hay #surfing y punto!. Como siempre la ultima #fotodeldía esta dedicada a los que estais lejos del mar y hoy tambien a los amantes del surf de invierno. Muy #buenasnoches a todos y que tengáis un #findesemana lleno de grandes momentos. #Quemalavida 🤓

Una publicación compartida de Quemalavida (@quemalavida) el

Tardes de verano en Sopela

Como sabéis llevo ya una buena temporada fuera de juego por una lesión sin poder surfear y es curioso, porque siempre que nos lesionamos le damos mas importancia a cuanto tiempo estaremos fuera del agua que a la gravedad de la lesión en si. Primero el medico te dice, «Manu te has fisurado dos costillas» y tu le respondes siempre con esta pregunta, ¿Cuando tiempo voy estar sin surfear?. Si, reíros pero sabéis muy bien de lo que hablo. Al principio dices ¡¡buah que liada!!, pero al final lo aceptas y si lo que te apasiona por encima del surf es el mar aprendes a disfrutar sentado observane todo lo que te rodea, hasta el punto que piensas  que realmente mola no vivir pendiente del estado del viento y las mareas. Pero no nos engañemos es verano y no hay olas, porque en cuanto la mas mínima ondulación regrese a nuestras playas mis manos empezaran a sudar y mi cabeza se volverá loca. ¡¡Maldita adiccion al surfing!!

Leer másTardes de verano en Sopela